elegir una buena hipoteca

Cómo elegir una buena hipoteca

Desde un punto de vista financiero comprar una casa es una de las decisiones más importantes que cualquier persona puede tomar a lo largo de su vida, sobre todo si para pagarla necesita contratar una hipoteca. Pocos gastos a lo largo de una vida suelen superar el de la compra de una casa. Por eso hoy vamos a hablar de las claves para elegir una buena hipoteca.

Si no queremos que la hipoteca se convierta en nuestra mayor pesadilla hay que coger boli y papel para hacer bien las cuentas. No basta con mirar la cuota mensual a pagar, hay otros aspectos que tienen tanta o más importancia que esta. Te damos algunos consejos para elegir una buena hipoteca.

Tres factores a tener en cuenta para elegir una buena hipoteca

elegir una buena hipoteca

  1. Presta mucha atención al tipo de interés.

Desde hace varios años el euribor está en negativo. Esto hace que muchas personas metan la pata hasta el fondo al contratar una hipoteca porque creen que pueden permitirse comprar cierta casa cuando en realidad no es así.

Lo previsible es que en los próximos años el euribor suba y se sitúe en valores más “normales”, quizás en torno al 2 o 3 %, si no más, y que una cuota mensual de 400 euros se incremente proporcionalmente. Cuando hagas números con la hipoteca ten esto en cuenta.

Si quieres protegerte de las posibles y seguras subidas del euribor puedes optar por una hipoteca a tipo fijo. En el mercado hay muy buenas opciones a tipos de interés que rondan el 2,5%. A corto plazo es más caro pero a largo plazo puede salirte rentable.

  1. No hipoteques tu vida.

Cuanto mayor sea la duración de la hipoteca mayores serán los intereses a pagar, hasta el punto de que podrías llegar a pagar por tu casa el doble de lo que te costó. Recuerda que el interés compuesto juega en contra tuya cuando te endeudas.

Vamos a verlo con ejemplo para que lo entiendas mejor. Supondremos una hipoteca de 150.000 euros y un tipo interés de euríbor + 0,99% (lo normal hoy día):

  • Hipoteca a 20 años: cuota de 678,12 euros/mes. En total pagarás por tu casa 162.748 euros.
  • Hipoteca a 30 años: 470,42 euros/mes. Pagarás 169.351 euros.
  • Hipoteca a 40 años: 366,93 euros/mes. En total, 176.126 euros.

Como puedes comprobar, la diferencia es importante. Si tenemos en cuenta el punto 1 y hacemos el mismo cálculo pero considerando un euribor del 3%, que no es ningún disparate, en 20 años la casa nos costaría 199.655 euros y en 30 años 227.666 euros.  La diferencia es mucho mayor. Es para pensárselo, ¿verdad?

  1. Productos asociados y comisiones.

Los productos asociados y las comisiones pueden convertir una buena hipoteca en una hipoteca carísima. Lo ideal para elegir una buena hipoteca es negociar las comisiones con el banco e intentar que las quite. O al menos que quite la comisión de apertura y la de desistimiento parcial o total.

En cuanto a los productos asociados, la mayoría de bancos te obligarán a que domicilies la nómina y a que contrates el seguro del hogar y un seguro de vida. Hasta aquí es normal, a no ser que el precio de estos seguros esté muy por encima del de mercado y te compense asumir la penalización en el tipo de interés. Vas a tener que hacer números.

Lo que debes evitar a toda costa son los planes de pensiones y los fondos de inversión que algunas entidades aún exigen a los usuarios que se interesan por sus hipotecas. Suelen ser malos productos financieros que te podrían acarrear quebraderos de cabeza en el futuro. Es fundamental que lo tengas en cuenta si lo que quieres es elegir una buena hipoteca.

boton zaplo blog