elegir un fondo de inversión

Cómo elegir un fondo de inversión en 5 pasos

Según datos oficiales en España hay casi 6.000 fondos de inversión en los que podrías invertir tu dinero. No existe un método maestro que garantice el acierto a la hora de elegir un fondo de inversión u otro, pero sí podemos definir algunos pasos que te ayudarán a tomar mejores decisiones.

5 pasos para elegir un fondo de inversión sin morir en el intento

1º.  Conócete a ti mismo y conoce tus objetivos

Un mensaje aplicable en muchos ámbitos de la vida que vamos a llevar al mundo de las inversiones. Conocerse a uno mismo como inversor significa conocer bajo qué nivel de riesgo te sientes 100% cómodo. Piensa también en cuáles son tus objetivos y cuáles tus necesidades, lo que nos lleva al segundo paso.

2º. ¿Cuándo vas a necesitar tu dinero?

El horizonte temporal de la inversión estará relacionado con el riesgo de la misma. Si buscas una inversión a corto plazo porque en poco tiempo vas a tener un gasto importante, no te quedará otra que optar por fondos con mayor volatilidad en busca de un retorno decente. Si tu aversión al riesgo no te lo permite, hay mejores opciones que un fondo de inversión.

Sin embargo, si acaba de nacer tu hijo e inviertes en un fondo a 20 años vista para su universidad, las variaciones a corto plazo te darán igual. Este es uno de los puntos más importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir un fondo de inversión.

3º. Analiza la trayectoria de los fondos

Los fondos de inversión, como si de fútbol se tratase, tienen una clasificación en función del rendimiento obtenido. Esa clasificación se divide en cuatro partes iguales, llamadas cuartiles. En el primer cuartil están los de mayor rentabilidad y en el cuarto cuartil los de menos.

Ver la trayectoria de un fondo te dará importantes pistas. Por ejemplo, si ha estado saltando del primer cuartil al tercero, luego al cuarto y de nuevo al primero significa que su rendimiento anual ha sido de todo menos constante. Si inviertes en ese fondo puedes tener un gran año, o un año nefasto…

Un consejo: los fondos que hayan permanecido estables en el segundo cuartil suelen ser una buena elección, pero no te limites a ellos a la hora de elegir un fondo de inversión.

4º. Controla las posibles pérdidas

Nadie se mete en un fondo de inversión con la idea de obtener pérdidas pero, amigo, shit happens. Cuando compares tus posibles inversiones echa un ojo al VaR (Valor en Riesgo). Se utiliza junto al nivel de confianza y sirve para calcular tu nivel de exposición a pérdidas.

Un VaR 5 y un nivel de confianza del 90% quiere decir que si inviertes en ese fondo tienes un 90% de posibilidades de no perder más de un 5% en un plazo determinado.

Mucho cuidado, porque el cálculo solo se basa en estadísticas. Aunque el nivel de confianza fuera del 99% sigue habiendo otro 1%, recuerda, shit happens

5º. Diversifica

Estamos hablando de cómo elegir un fondo de inversión, pero no podemos dejar de comentar los enormes beneficios de la diversificación de tu cartera para reducir la exposición al riesgo.

Un aspecto muy positivo de los fondos es que te permiten invertir casi en cualquier tipo de activos y sectores. Analiza cada fondo por separado, pero con una estrategia global balanceada.

Y además de todo esto, revisa cómo evoluciona tu inversión, pero sin obsesionarte. Si es un fondo a largo plazo, con una revisión anual será más que suficiente. Tomaste una decisión, confía ahora en tu criterio.

boton zaplo blog