ahorrar si te quieres independizar

Cómo ahorrar si te quieres independizar

Si ya tienes decidido que quieres independizarte y empezar a volar en solitario, sabrás que antes tienes que ahorrar. Salir del nido familiar cuesta dinero, y no poco precisamente. A no ser que cuentes con un familiar que te ceda su piso vacío tendrás que hacer frente a un alquiler mensual. Es el gasto principal, pero hay muchos más. Hoy hablamos de cómo ahorrar si te quieres independizar.

Para ahorrar con éxito antes de independizarte puedes poner en práctica los siguientes consejos que vamos a darte:

Consejos para ahorrar si te quieres independizar

1º. HAZ UN PRESUPUESTO.

Como ya sabes, los presupuestos son una herramienta muy útil para gestionar la economía de cualquier familia u hogar. Si te quieres independizar deberías usar uno para poner un poco de orden en tu bolsillo.

Te recomendamos que hagas una lista de todos los gastos a los que tendrás que hacer frente cada mes cuando vivas solo: alquiler, electricidad, transporte, internet, telefonía, agua, basura, comunidad, alimentación, ropa, etc. No te dejes ninguno atrás. Es fundamental para ahorrar si te quieres independizar.

2º.  ELIMINA LOS GASTOS SUPERFLUOS.

A continuación tienes que eliminar todos los gastos recurrentes que no te aportan ningún valor. Seguro que al principio eres reacio a eliminarlos pero piensa que siempre estarás a tiempo de volver a asumirlos si llegases a la conclusión de que te has equivocado.

Algunos ejemplos de gastos de este tipo podrían ser los siguientes:

  • El seguro que pagas cada mes por tu teléfono móvil o por tu ordenador.
  • La suscripción a servicios como Netlflix, Spotify, Dropbox Plus o cualquier otro que suponga un gasto fijo mensual.
  • La suscripción al gimnasio.
  • La asistente doméstica que tienes contratada para limpiar la casa o planchar la ropa.
  • El café en el bar antes de entrar al trabajo.
  • Cualquier tipo de compra impulsiva en Amazon u otra tienda online del estilo.

No te lo pienses y no tengas piedad con ellos. Si eliminas todos estos gastos te encontrarás con un dinero que antes no tenías y que te ayudará en tu proceso de independencia.

Sobra decir que cuando seas independiente deberías esperar un tiempo antes de volver a contratar estos servicios. O mejor aún, ¿por qué no intentar vivir sin ellos de por vida?

3º. OPTIMIZA LOS GASTOS QUE NO PUEDES ELIMINAR.

Por mucho que quieras hay gastos que no vas a poder eliminar, ya que si lo hicieses tu calidad de vida caería en picado. Sin embargo, sí puedes intentar optimizarlos, es decir, corregirlos y tenerlos bajo control para que no sean tan elevados.

Algunos ejemplos:

  • El consumo de electricidad y de gas. Ambos servicios son imprescindibles pero seguro que conseguirás reducirlos si te esfuerzas un poco.
  • La compra del supermercado. Si vas a comprar sin compañía, a una hora que no esté lleno el supermercado, con una lista cerrada de productos y escogiendo las marcas blancas podrás ahorrar bastante dinero cada mes.
  • El transporte. Tendrás que usar menos el coche y más el transporte público. O al menos conducir de forma eficiente y repostar combustible en las gasolineras low cost.
  • La ropa y el calzado. Compra solo lo que necesites y si es posible en temporada de rebajas o aprovechando los descuentos especiales de apps del como Privalia.
  • Ocio. Evita las salidas que te cuesten un ojo de la cara e intenta disfrutar de alternativas más económicas, incluso gratuitas.

Esto son solo cinco ejemplos pero la lista podría ser enorme. Seguro que a ti se te ocurren muchos más gastos que podrías optimizar con un poco de esfuerzo sin que tu calidad de vida se viese afectada.

Puedes dar por sentado que el ahorro está garantizado si sigues estos tres consejos que acabamos de darte. Ya sabes, ahorrar si te quieres independizar es fácil si sabes cómo. ¡Te deseamos mucha suerte en tu nueva experiencia viviendo solo!

boton zaplo blog