desperdicio alimentario

12 formas de combatir el desperdicio alimentario

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se estima que se desperdicia o se pierde un tercio de los alimentos que se producen para el consumo humano en todo el mundo. Esto se traduce en unos 1.300 millones de toneladas de comida al año. Demasiada. Hoy hablamos de desperdicio alimentario.

Si tenemos en cuenta que más de 820 millones de personas pasan hambre cada día, la cifra anterior es aún más injustificable. Es indudable que se debe hacer algo al respecto. Y se debería hacer cuánto antes.

Aunque las grandes industrias que intervienen en la producción y manipulación de alimentos contribuyen considerablemente a su desperdicio y pérdida, el resto de la población también juega un importante papel. De hecho, más del 40 % del desperdicio alimentario se debe a un mal hábito de consumo de los ciudadanos.

12 formas de combatir el desperdicio alimentario

Todos podemos y debemos contribuir a cambiar esta triste realidad. Y la medida más efectiva es el consumo y la producción responsable. Lamentablemente, hay ciertos procesos de la cadena alimentaria en los que no podemos intervenir. Sin embargo, todos podemos aportar nuestro granito de arena, ¿quieres saber cómo hacerlo?

desperdicio alimentario

1º. Planifica tus comidas.

Es bien sencillo. Solo tienes que organizar tu menú semanal para evitar comprar más alimentos de los que vas a gastar. Esto también te permitirá comer más sano.

2º. No compres en exceso.

A veces compramos de más «por si acaso», sabiendo que puede que sobre. Deja esa mala costumbre y compra la cantidad de comida exacta que necesites. Es la mejor forma de ahorrar y cuidar al medio ambiente.

3º. Sé consciente del tiempo que dura cada alimento.

Hay ciertos productos que se estropean con facilidad, por ejemplo, la carne y la fruta. Por consiguiente, gástalos antes de que no sean aptos para el consumo.

4º. Controla la conservación.

Algunos alimentos requieren unas condiciones de conservación específicas. ¡Consérvalos correctamente para garantizar una duración más prologada del producto!

5º. Presta atención a la fecha de caducidad.

El famoso «consumir preferentemente antes de» no indica que llegada esa fecha el producto no deba consumirse. Por tanto, pasada dicha fecha el alimento podría seguir siendo apto para el consumo. Aplica el sentido común y no lo deseches tan a la ligera.

6º. Sigue un orden de consumo.

Sobre todo si se trata de productos frescos, procura consumir primero lo que se ha comprado antes. De esta manera, evitarás que esos alimentos se echen a perder.

7º. Reutiliza los alimentos.

En ocasiones sobra comida que, normalmente, tiramos a la basura. Olvídate de eso, ¡utiliza estos alimentos para tu próxima comida o intégralos en otro plato!

8º. Aprovecha la totalidad del producto.

Son muchas las recetas que requieren una parte específica de un producto. ¿Y qué se hace con el resto? Tirarlo a la basura no es una opción, ¡utilízalo para innovar y crear nuevos platos!

9º. Congela los productos.

No dejes la comida en la nevera indefinidamente, ¡guárdala en el congelador y asegúrate de que conserva su calidad!

10º. Dona los excedentes.

Dona el excedente a quién lo necesite, por ejemplo, a comedores sociales. Estarás contribuyendo a reducir el desperdicio alimentario al mismo tiempo que otras personas se benefician de ello.

11º. Consume todo lo que pagas.

¿Y si comes fuera? Cada vez son más los establecimientos que permiten al cliente llevarse la comida sobrante. Evitarás que toda esa comida se desaproveche.

12º. Difunde estos consejos.

No todo es actuar, también es importante que contribuyas a que los demás lo hagan. ¡Comparte con tu entorno esta forma de consumo sostenible!

¿A qué esperas? ¡Acabar con el desperdicio alimentario está al alcance de tu mano!

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog