no endeudarte

Claves para no endeudarte por encima de tus posibilidades

¿Tienes algún conocido que usa la tarjeta de crédito para pagar hasta la compra semanal del supermercado? ¿O que solicita créditos para así “ir más desahogado” pagando otros préstamos? ¿Y que aproveche las financiaciones al 0% en 12 meses para comprarse el último televisor o el último teléfono móvil que salen al mercado? Hablemos sobre qué debes hacer para no endeudarte en exceso.

Porque lo más probable es que estas personas se hayan endeudado por encima de sus posibilidades. Esta situación es muy peligrosa y podría poner en jaque sus finanzas personales, si es que no lo están ya.

En este artículo te daremos 5 consejos para no endeudarte de más. Y más vale que los tengas muy en cuenta si quieres tener una salud financiera de hierro.

Cinco consejos para no endeudarte por encima de tus posibilidades

  1. Ahorra todo lo que puedas.

El mejor truco para no endeudarte por encima de tus posibilidades es el más sencillo de todos: no te endeudes. Y para conseguirlo debes empezar a ahorrar; no hay más. Con ahorros no necesitarás recurrir a las deudas para satisfacer tus necesidades de consumo.

Por esta razón, lo primero que debes hacer cada mes después de cobrar es apartar un porcentaje de tus ingresos en una cuenta de ahorros. En otras palabras, págate a ti mismo primero. Puedes empezar por una cantidad pequeña, por ejemplo, el 5%, e ir aumentándola poco a poco hasta alcanzar, al menos, el 20% de tu salario.

  1. Establece un porcentaje máximo de deudas y no lo superes.

No es lo mismo tener algunas deudas que estar sobreendeudado. Para no endeudarte debes tener muy claro cuál es tu umbral de endeudamiento permitido y no sobrepasarlo con ningún pretexto.

En nuestra opinión, el porcentaje máximo de tus ingresos que cada mes debes destinar al pago de deudas es el 25%. Por encima de esta cifra, el endeudamiento comienza a ser demasiado peligroso y podría poner en riesgo tu capacidad para afrontar pagos a corto plazo.

  1. Evita usar las tarjetas de crédito.

Las tarjetas de crédito son una herramienta de financiación al alcance de casi todo el mundo. Pero ojo con ellas porque pueden poner en serio riesgo la salud de tu economía doméstica.

Sus grandes bazas son dos: por un lado, la fácil accesibilidad al dinero ajeno (la mayoría de la gente lleva al menos una tarjeta de crédito en la cartera y pueden usarla en casi cualquier sitio); por otro, sus cómodos plazos de devolución (es muy fácil engañar a nuestro cerebro si le decimos que “sólo pagaremos 30 euros al mes”).

  1. No compres a plazo, la clave para no endeudarte.

“Lléveselo hoy y no empiece a pagarlo hasta septiembre”

“Cómprelo por sólo 50 euros al mes”

“Fináncielo al 0% de interés en 12 meses”

“Aprovéchese de las ventajas de nuestra tarjeta de fidelización”

¿Te suenan estos reclamos? El objetivo es el mismo en todos los casos: convencer a incautos para que compren hoy (a crédito) cosas que realmente no pueden permitirse pagar (al contado). Nuestro consejo: aléjate todo lo que puedas de las compras a plazos para no endeudarte.

  1. Cancela poco a poco tus deudas actuales.

Si no quieres que tu scoring personal vaya a peor, debes cancelar poco a poco tus deudas actuales. Para lograrlo, destina un poco de dinero cada mes a amortizar el pago de alguna de ellas (la de mayor interés, la de menor cuota mensual, la que puedes pagar en menos tiempo…). Puedes utilizar el método de la bola de nieve para cancelarlas todas de forma gradual.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog