lotería de Navidad

¿Invertimos en bolsa o compramos lotería de Navidad?

Todos queremos ganar dinero y, si es en una cantidad suficiente como para volvernos ricos alcanzando la libertad financiera, mucho mejor. Sin embargo, el dinero no cae del cielo y, por mucho que la estiremos, la nómina que se obtiene de un trabajo por cuenta ajena no da para una vida con demasiados excesos. Por esta razón, y dado que a todos nos gustan los lujos, solemos buscar un camino alternativo para conseguir la riqueza que anhelamos. Y justo ahí podría surgir la pregunta que da título a este artículo: ¿invertimos en bolsa o compramos lotería de Navidad?

Quizá te interese leer | Fondos de inversión: qué son, cómo se gestiona su fiscalidad…

Si os parece, podemos analizar cada una de las opciones por separado:

Invertir en Lotería de Navidad

Falta menos de un mes para que los niños de San Idelfonso repartan suerte con el sorteo de la Lotería de Navidad. Todos llevamos algún décimo o participación en el bolsillo, ¿a que sí? En muchos casos lo compramos más porque “le vaya a tocar a mi vecino y a mi no” que porque realmente tengamos ilusiones puestas en que nos pueda llegar a tocar.

Todos en el fondo de nuestro ser sabemos que estadísticamente es prácticamente imposible que nos toque la lotería. Os podríamos dar cuatro razones por las que invertir en lotería de Navidad para ganar dinero es poco inteligente:

  1. La probabilidad de que te toque el Gordo de la lotería de Navidad de 400.000 euros es de 1 entre 100.000. Matemáticamente, es una probabilidad residual, por no llamarla ridícula.
  2. En el 85% de los casos la persona que invierte en lotería acaba perdiendo todo el dinero invertido. Se trata, por tanto, de una inversión con alto riesgo de pérdida.
  3. La probabilidad de que te toque algo es del 15,34%, pero la probabilidad de que ese premio sea mayor al dinero invertido en el décimo es de sólo el 5,3%.
  4. Si a pesar de todo esto te toca el premio gordo, una vez pagues el 20% del mismo en impuestos, la probabilidad de que en dos o tres años estés prácticamente arruinado es del 50%.

La conclusión es inequívoca: la lotería de Navidad es una muy mala inversión en la que casi con toda seguridad perderás el dinero y que no te permitirá dejar de trabajar ni hacerte rico.

Invertir en bolsa

La inversión en bolsa se nos antoja una opción mucho más interesante para ganar dinero y aumentar nuestra riqueza. A pesar de los tópicos sobre lo peligrosa o lo complicada que es la bolsa, lo cierto es que estamos ante una de las inversiones más sencillas, fáciles y rentables que existen.

Mucha gente piensa que es necesario tener mucho dinero para empezar, pero esto tampoco es verdad. Es evidente que cuanto mayor sea el dinero que puedas invertir, mayores serán tus beneficios futuros. Sin embargo, siendo constante, si vas invirtiendo todo lo que ahorras, los resultados a largo plazo son espectaculares gracias al poder del interés compuesto.

Quizá te interese leer | El interés compuesto: la fuerza más poderosa del mundo

Para que te hagas una idea de lo que hablamos, si comienzas con una inversión de 20.000 euros y cada mes consigues ahorrar (e invertir) 300 euros, a un tipo de interés anual del 8%, que es más o menos la media de rentabilidad del IBEX 35, en 25 años tus 20.000 euros se habrán convertido en 386.405 euros.

Imagina lo que podrías conseguir si en lugar de empezar con un capital de 20.000 euros lo hicieses con uno de 100.000, que aunque parece mucho, es bastante menos de lo que cuesta un piso en cualquier ciudad; o si en lugar de ahorrar 300 euros mensuales consiguieses ahorrar e invertir el doble, 600 euros: tu dinero crecería muchísimo más rápido.

Decidido: nos quedamos con la bolsa

Como ves, invertir en bolsa parece bastante menos arriesgado y mucho más seguro que hacerlo en lotería de Navidad. Siendo constante con la inversión, cada año que pase la base sobre la que se calculan los intereses será mayor, por lo que tu riqueza cada vez crecerá de forma más rápida.

Quizá te interese leer | ¿Se puede invertir dinero sin riesgo?

En definitiva, invertir en bolsa es poner al interés compuesto y a las matemáticas a jugar para ti; mientras que hacerlo en lotería, es dejar tu futuro en manos del azar. ¿Qué te parece más inteligente?

boton zaplo blog