invertir en un fondo

Esto es lo que tienes que saber antes de invertir en un fondo

La mayoría de la gente, cuando dispone de una cierta cantidad de dinero ahorrado, intenta rentabilizarlo. Dejar el dinero “quieto” implica que el mismo pierda la batalla contra la inflación. Sin embargo, si lo ponemos a trabajar para nosotros podemos obtener una rentabilidad por encima del IPC, con la consiguiente ganancia de poder adquisitivo. ¿E invertir en un fondo?

Hace unos años, los depósitos bancarios eran la principal opción de inversión para miles de personas. Sin embargo, la rentabilidad que ofrecen hoy en día es prácticamente inexistente. Por esta razón, los fondos de inversión se han convertido en el principal vehículo de inversión para cualquier ahorrador. Pero, ¿sabemos lo que son realmente?

Para que no queden dudas, a continuación te explicamos todo lo que tienes que saber antes de invertir en un fondo:

Invertir en un fondo: ¿Qué es un fondo de inversión? 

La Wikipedia lo define como una institución de inversión colectiva (IIC) que consiste en reunir fondos de distintos inversores, naturales o jurídicos, para invertirlos en diferentes instrumentos financieros, responsabilidad que se delega a una sociedad administradora, que puede ser un banco o institución de crédito.

En definitiva, la gran ventaja de los fondos de inversión es que nos ayudan a diversificar nuestra inversión, de forma que no invertimos todos nuestros ahorros en una sola empresa, sino que el fondo invierte en varias instituciones, bonos y obligaciones del estado, deuda pública, etc.

Para que lo entiendas mejor, en lugar de acudir tú a la bolsa y comprar acciones de una o varias compañías, asumiendo el riesgo derivado de tu falta de información, lo que haces al contratar un fondo es adquirir un paquete de acciones de un sinfín de empresas, seleccionadas según criterios objetivos.

¿Son válidos para todo tipo de inversores?

Sí, sin lugar a dudas. Existen infinidad de fondos de inversión que se pueden adaptar a cualquier perfil de cliente, desde el más conservador hasta el más arriesgado. El riesgo es, por tanto, la variable que determina el fondo de inversión en el que podemos invertir nuestros ahorros.

Por lo general, se establecen tres perfiles de riesgo: conservador, que es aquel que invierte la mayor parte del dinero en renta fija (baja rentabilidad y poco riesgo); moderado, con más inversión en renta variable (rentabilidad media y riesgo medio); y arriesgado, formado principalmente por renta variable y dirigido a aquellos inversores dispuestos a asumir un gran riesgo para obtener una elevada responsabilidad.

¿Cuántos impuestos pagamos por invertir en un fondo?

Una de las grandes ventajas de los fondos de inversión es su fiscalidad. Por supuesto, tenemos que tributar por la rentabilidad obtenida en nuestra inversión. Sin embargo, esta es bastante “justa”, en comparación con otro tipo de inversiones. Además, solo se pagan impuestos al rescatar el dinero, por lo que podemos cambiar de un fondo a otro sin necesidad de tributar.

Los tramos de fiscalidad de los fondos de inversión son los siguientes: hasta 6.000 euros (19%); entre 6.000 y 50.000 euros (21%) y más de 50.000 euros (23%). En País Vasco y Navarra se aplican tipos diferentes.

¿Sigues teniendo dudas? ¡Estaremos encantados de resolverlas en los comentarios!