ahorrar en el cuidado de tu jardín

12 tips para ahorrar en el cuidado de tu jardín

La llegada de la primavera y del calor despierta en muchas personas el interés por la jardinería. ¿A quién no le gusta un patio lleno de flores y un césped bien cuidado? Solo de pensarlo, son muchos los que se animan a poner a punto el jardín de su casa. ¿Hablamos sobre cómo ahorrar en el cuidado de tu jardín?

Porque a algunos se les quitan las ganas solo de pensar en el dinero que esto les puede costar. Lo que no saben es que, en realidad, es mucho más barato de lo que parece, si siguen los consejos adecuados.

Ahorrar en el cuidado de tu jardín es fácil si sabes cómo hacerlo

ahorrar en el cuidado de tu jardín

1º. Infórmate sobre la zona. Antes de lanzarte a la piscina, estudia el terreno: averigua qué plantas crecen mejor, si hay plagas, qué plantar según la temporada… ¡Harás de tu jardín uno mucho más productivo! Esta labor de investigación es fundamental para ahorrar en el cuidado de tu jardín.

2º. Apuesta por especies autóctonas. Hay plantas más sensibles a determinadas condiciones climáticas. Sin embargo, las autóctonas se adaptan mejor. Sigue este consejo y evitarás que tus plantas se dañen o no crezcan según lo esperado.

3º. Planta especies resistentes a la sequía. Durante el verano tendrás que regar tus plantas más a menudo para evitar que se sequen por el calor. Para evitar esto, planta especies resistentes a las altas temperaturas y ahorrarás más agua de lo que imaginas.

4º. Crea una capa superficial. Por la superficie del jardín se escapa parte de los nutrientes y la humedad. Cúbrelo con hojas o más césped para impedirlo, así te ahorrarás el agua de varios riegos.

5º. Divide tu jardín. Hay plantas que necesitan mucha agua, y otras muy poca. Si el riego automático riega todas por igual, ahogarás unas y secarás otras. Para evitarlo, divide el jardín en función del agua necesaria, ¡ahorrarás y será mejor para tus plantas!

6º. Riega por las noches. Riega a horas en las que no haga mucho calor para evitar que el agua se evapore y no haga el efecto esperado, obligándote así a regar de nuevo y gastar más agua. Esta es otra de las reglas que tienes que seguir a rajatabla si quieres ahorrar en el cuidado de tu jardín.

7º. No compres abono, elabóralo. Guarda los restos de tu jardín, las malas hierbas y las flores estropeadas, así te olvidarás de comprar abono en un buen tiempo.

8º. Produce tus propios alimentos. Haz espacio para un pequeño huerto. Ya que tienes un jardín, aprovecha y cultiva tus propios alimentos. No comerás nada más fresco en tu vida.

9º. Sé constante. No olvides que cuidar un jardín requiere tiempo y trabajo. Tómatelo en serio o estarás perdiendo no solo tu dinero, sino también tu tiempo.

10º. Revisa tus plantas con regularidad. Observa tus plantas en busca de posibles plagas o malas hierbas que puedan perjudicarlas en su crecimiento.

11º. Ten cuidado con las hojas. Si riegas las hojas en exceso, en ocasiones el agua se queda en la superficie y puede dar lugar a moho, estropeando tus plantas. Para evitarlo, riega con moderación.

12º. Compra herramientas de segunda mano. Comprar todo el material necesario para el cuidado de un jardín de golpe supone un gasto importante. La alternativa es compartir las herramientas con un vecino o comprarlas de segunda mano.

Suenan bien estos consejos para ahorrar en el cuidado de tu jardín, ¿verdad? Ya solo te queda ponerlos en práctica. El resultado será un jardín precioso y sostenible sin dejar vacío tu bolsillo.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog