ahorrar en comida

12+1 trucos infalibles para ahorrar en comida que debes conocer

No es ninguna sorpresa que el gasto en comida es uno de los más elevados en cualquier hogar. Y es que la alimentación es algo imprescindible para todos. Si además incluimos en la ecuación el poco tiempo libre que tenemos para hacer las compras del supermercado o para cocinar, pues ya tenemos la receta perfecta para gastar de más y poner en jaque nuestra cuenta corriente. Hablemos sobre cómo ahorrar en comida.

Por suerte, es posible (y relativamente fácil) ahorrar en comida. En este artículo invocamos a la diosa de la austeridad para descubrir los 12+1 trucos infalibles para no gastar más dinero del necesario en alimentación. ¿Te atreverás a ponerlos en práctica todos?

Estos son los mejores trucos para ahorrar en comida

  1. Planifica tus comidas, primera norma para ahorrar en comida.

La mejor forma de ahorrar con la comida es mediante una exhaustiva planificación. Deberías dedicar un día de la semana a esta labor. Empieza por examinar lo que tienes en el frigorífico y en la despensa, prestando especial atención a los productos de pronta caducidad. A continuación, elabora un menú semanal de comidas. Esto hará que automáticamente empieces a ahorrar en comida.

  1. Haz una lista de la compra.

Cuando hayas planificado tus comidas de la semana, haz la lista de la compra. Te permitirá ahorrar mucho cuando vayas al supermercado, ya que te ceñirás a los productos de la lista, evitando los caprichos y las compras por impulso. Además de esto, evitarás ir varias veces a la semana al súper, que siempre sale más caro porque terminas comprando cosas que no necesitas.

  1. Celebra “el día de las sobras”.

¡Prohibido tirar comida! ¿No te decía eso tu madre? Puedes congelar los pequeños restos de comida y se mantendrán en perfecto estado. Esto te permitirá celebrar un día a la semana de degustación de tapas: una tapa de pollo asado, otra de ternera, otra de pasta…

  1. Consulta las ofertas.

No se trata de que compres algo simplemente porque esté en oferta. Actuando así no conseguirás ahorrar en comida, sino todo lo contrario. Lo que sí tienes que hacer es comprobar si hay promociones del tipo 3×2, 2×1, la segunda unidad a mitad de precio, cupones de descuento, etc para los productos que más consumes y que tardan en caducar. Por ejemplo, la leche, el agua, las latas de conservas…

  1. Compra productos de temporada para ahorrar en comida.

Los productos de temporada no solo son más baratos, sino también más frescos y saludables. Si te acostumbras a consumir en función de la estación del año, te convertirás en un consumidor responsable y ahorrador a partes iguales. Por ejemplo, incluyendo en tu dieta peras el otoño, cítricos en invierno, espárragos en primavera y melón en verano.

  1. Cocina a lo grande y congela.

En la mayoría de los casos, suele ser más económico cocinar en grandes cantidades y congelar lo que “sobra”. Por ejemplo, si solo sois dos personas en casa, cocinar para seis os resultará un poco más caro a corto plazo, pero tendréis el triple de comida y ahorraréis tiempo y dinero a largo plazo. Solo tenéis que congelar la comida de más y se conservará en perfecto estado.

  1. O mejor aún, congela la comida de toda la semana.

Otra opción más radical para ahorrar en comida es elegir un día de la semana para cocinar el menú de toda la semana. Planificas las comidas de los próximos siete días, las cocinas y las guardas en el congelador. Así no solo ahorrarás dinero, sino también tiempo. ¿Te imaginas lo relajante que será no tener que pensar en cocinar durante el resto de la semana?

  1. Come sano.

Tienes que dejar de comer productos y empezar a comer alimentos. Olvídate de los platos precocinados que se calientan dos minutos en el microondas y ya están listos, de los ultraprocesados o de los snacks. En su lugar, elige comida saludable. Te lo agradecerán tu cuerpo y tu cuenta corriente. Por ejemplo, puedes sustituir las bebidas gaseosas por agua y los dulces por fruta.

  1. Pásate a las marcas blancas para ahorrar en comida.

La mayoría de las marcas blancas del mercado son de una calidad excelente. Sobra decir que los estándares de calidad son los mismos para todos los productos, por lo que en ningún momento deberías temer por tu salud si sustituyes las marcas convencionales (súper famosas y muy caras) por productos de marcas blancas (mucho más económicos pero menos populares).

  1. Haz recetas vegetarianas.

No tengas miedo de probar nuevos platos. La comida vegetariana es muy saludable y te ahorrarás un buen pico de dinero porque los vegetales son, normalmente, más económicos que el pescado o la carne. Prueba a incorporar dos o tres platos vegetarianos a tu menú semanal y quién sabe, quizás te pique el gusanillo por conocer más a fondo este tipo de alimentación.

  1. Crea tu huerto casero.

¿Qué mejor materia prima para tus platos vegetarianos que los alimentos que tú mismo extraigas de la tierra? Anímate a crear tu propio huerto casero. Es muy sencillo. Solo necesitarás un jardín o unas macetas para darle un punto sostenible y muy eco a tu alimentación diaria. Seguro que una vez que pruebes tus propios tomates, no encontrarás ningún otro tan sabroso.

  1. No te olvides de las tiendas del barrio para ahorrar en comida

Algunos negocios locales, como las carnicerías o las pescaderías, suelen ofrecer género de mejor calidad que el de las grandes superficies, y además más económico, porque lo compran directamente del matadero o de la lonja. Y lo mejor es que no solo ahorrarás en comida, sino que también le darás un pequeño empujón a los comercios de tu barrio.

12+1. Cambia la casa por el restaurante, el último truco para ahorrar en comida.

Ahorrarás mucho dinero si reduces tus comidas fuera de casa. En lugar de salir a cenar con los amigos, cada uno puede preparar un plato y hacer la reunión en casa. De esta forma disfrutaréis de comida casera mucho más saludable y estaréis más relajados y en un ambiente más íntimo. Además, os costará muy poco.

No necesitas nada más para ahorrar en comida. ¿Te parece poco el dinero que dejarás de malgastar cada mes poniendo en práctica nuestros consejos?

boton zaplo blog