ahorrar con el coche

Las 4 únicas formas que existen de ahorrar con el coche

Por si aún no te habías dado cuenta, tu coche es una máquina de gastar dinero. El consejo más repetido de todos para ahorrar con el coche es no tenerlo y, en su lugar, usar transporte público o la bicicleta. Sin embargo, para muchas personas es un bien de primera necesidad del que no pueden prescindir.

¿Te gustaría conocer cuáles son las cuatro únicas formas que existen de ahorrar con el coche?

Ahorrar con el coche es fácil si sabes cómo

1. Comprarlo de segunda mano

Los coches se devalúan a una velocidad de vértigo. Según Autobild, nada más matricularse pierde un 18% de su valor, durante los seis primeros años la depreciación es de un 10% anual y a partir de ahí del 5% cada año. En diez años un coche en España vale de media un 87% menos que cuando se compró.

Desde un punto de vista económico es mucho más inteligente comprar un coche de segunda mano. Merece la pena buscar en los concesionarios coches de kilómetros 0 que están prácticamente nuevos u otros coches de ocasión cuyos precios son mucho más baratos. Es improbable que un vehículo con menos de 30 o 40.000 kilómetros ocasiones problemas.

2. Ahorrar con el seguro

El seguro es un gasto fijo anual de todos los coches. También merece la pena perder varias tardes en hacer un estudio exhaustivo de mercado para encontrar las mejores ofertas para tu vehículo. Pero ojo, las mejores ofertas no significa que sean las más baratas. En temas de seguros lo barato puede terminar saliendo caro. Hay que buscar el equilibrio precio/prestaciones.

En general, puedes consultar y comprar los precios de tres formas:

  1. En comparadores de seguro como Rastreator, el más popular de todos, o cualquier otro del estilo. Seguramente los precios que encuentres aquí serán los mínimos posibles así que echa un vistazo a la póliza para asegurarte de que no faltan coberturas importantes.
  2. Llamando una a una a las diferentes aseguradoras para conocer sus ofertas. A veces ofrecen promociones y descuentos solo a los clientes que contraten directamente con ellas.
  3. Con apps que permiten ahorrar en seguros. Las más conocidas son Junntar y Coverfy.

3. Ahorrar en combustible

El combustible es otro gasto fijo considerable del vehículo. De media las familias españolas gastan en carburante casi 1.200 euros al año. Es mucho dinero y el margen de ahorro no es para tirar cohetes.

Se puede ahorrar un poco buscando las gasolineras más baratas de las que están a tu alrededor (que suelen ser gasolineras low cost), evitando repostar los fines de semana y aprovechando los descuentos y promociones que hacen determinadas empresas a sus clientes, como el -8% de Carrefour o el -4% de ING en algunas gasolineras.

4. Ahorrar en el taller

Por último, se puede ahorrar bastante dinero si haces un buen mantenimiento del vehículo y evitas que pase más tiempo del necesario en el taller. Para conseguirlo tienes que pasar las revisiones a tiempo, controlar los niveles cada cierto tiempo, sustituir los neumáticos cuando toque, no apurar las sustituciones de piezas importantes, como la de la correa de distribución, etc.

También te ayudará a ahorrar con el coche si a la hora de elegir taller evitas los concesionarios oficiales. Allí la hora de mano de obra es mucho más cara que en cualquier taller de barrio convencional. Si te dejas aconsejar por la opinión de familiares y amigos podrás encontrar a un mecánico de confianza.

boton zaplo blog