ahorrar 5.000 euros

Cómo ahorrar 5.000 euros extra en 2018

Aún no ha terminado 2017 y ya estamos pensando en cómo mejorar tu economía el próximo año. ¿Te gustaría ahorrar 5.000 euros extra en 2018? Es mucho más fácil de lo que crees. Para conseguirlo, lo primero que tienes que hacer es un presupuesto que recoja todos y cada uno de los gastos que esperas tener. Es imposible que ahorres si no tienes claro por dónde pierdes el dinero.

A partir de ahí, basta con coger la tijera y empezar a hacer recortes. En este artículo te mostraremos algunas partidas en las que casi todo el mundo puede recortar gastos con poco esfuerzo. No tengas miedo porque tu calidad de vida no se va a ver resentida, sino más bien contrario: al ahorrar más, serás más feliz y vivirás mejor. ¿Empezamos?

Claves para ahorrar 5.000 euros extra el próximo año

Seguros

Los seguros del coche, de la moto, del hogar, de salud, etc son uno de los puntos clave donde podremos ahorrar una cantidad importante de dinero. La mayoría de la gente sigue año tras año en su misma compañía de seguros por pereza, cuando lo ideal es negociar cada año el precio de renovación y, si fuese necesario, cambiar a otra compañía más barata.

Para conseguir esto y ahorrar hasta 5.000 euros extra entre una partida y otra, basta con que recurras a cualquiera de los comparadores online que existen. Todos son gratuitos y bastante efectivos. El de Rastreator es uno de los más populares, pero no es el único. También puedes llamar directamente a las principales aseguradoras para negociar con ellas el precio, sin intermediarios.

Transporte

Si tienes coche y lo usas a diario, el gasto es enorme. Es evidente que es el medio más cómodo para viajar, pero en la mayoría de los casos también es el más ineficiente y el más caro. Si sumas combustible, reparaciones, parking, seguros… y lo divides entre doce meses, comprobarás que gastas un pastizal cada mes en tu vehículo que no te está permitiendo ahorrar 5.000 euros extra.

Nuestra propuesta es que dejes aparcado tu coche y uses el transporte público cada vez que puedas. Las ventajas son innumerables, sobre todo económicas. Otras alternativa es que te desplaces en bici. Cada vez más gente lo hace y, si les preguntas, te dirán que están encantados y que han ganado calidad de vida.

Supermercado

Un pareja joven con un bebe difícilmente gastará menos de 400 euros mensuales en el supermercado (sin incluir pañales). Estamos hablando de alrededor de 5.000 euros anuales, que seguro que es bastante más.

Según la OCU, si buscamos el supermercado más barato de nuestra zona el ahorro puede superar los 800 euros en un año. Además, si pruebas a comprar casi en exclusiva marcas blancas y cuando vayas a hacer la compra llevas una lista cerrada, comprobarás como cada mes ahorras bastante dinero.

Internet, televisión, móvil y electricidad

Siempre hay margen de mejora en estos conceptos. Quizás tengas un paquete combinado de fibra, televisión y móvil. ¿Lo usas al 100%? Plantéatelo seriamente porque quizás estás pagando por unos servicios que realmente no utilizas y podrías reducir el precio de la factura en más de 300 euros anuales.

Con la electricidad ocurre exactamente igual. ¿Sabrías decir sin titubear cuál es tu tarifa y cuál tu potencia contratada? Si dudas, seguro que puedes pasarte a una mejor tarifa y reducir los KW contratados. Si además haces un consumo responsable de la electricidad, podrás ahorrar alrededor de otros 300 euros anuales.

Gastos hormiga

El café de media mañana, el bollo de por la tarde, la botella de agua en la máquina expendedora de la oficina, el tabaco, el cupón de la ONCE, las comisiones bancarias… ¿Seguimos? Seguro que no echas cuenta de estos gastos hormiga. Se trata de gastos “invisibles”, que parece que no son importantes pero que si los sumas suponen una gran cantidad de dinero.

Prueba con un cálculo fácil: si te quitas del café en el bar, un café al día al precio de 1 euro, que en algunos sitios es mayor, supone 365 euros de gasto anual. Créenos, fácilmente ahorrarás más de 2.000 euros al años eliminando estos gastos.

¿Y por qué no aumentar tus ingresos?

Ya te hemos hablado de los gastos que puedes reducir, pero en nuestro propósito de ahorrar 5.000 euros extra en 2018 hay una variable que puede ayudarte: aumentar tus ingresos. No temas, no te vamos a pedir que trabajes más, pero sí que intentes monetizar alguno de tus hobbies o buscar una fuente de ingresos pasivos.

Por ejemplo, hay gente que tiene su casa en una zona cara y la alquila. Con el alquiler les da para pagar la hipoteca, pagar el alquiler de otra casa más barata y cercana a su trabajo y además ahorra dinero. Otra opción es vender todo lo que no necesitas y empezar a tener una vida minimalista, o incluso buscar un teletrabajo como freelance.

boton zaplo blog