ahorrar 300 euros

Cómo ahorrar 300 euros en una tarde

Ahorrar 300 euros como mínimo en una sola tarde parece ficción utópica pero lo cierto es que es bastante más sencillo de lo que en un principio podría parecer. Para conseguirlo solo necesitamos encerrarnos a solas en una habitación con bolígrafo, papel, un ordenador y una calculadora.

Empezamos:

1º. Revisa el seguro de tu coche. Lo más fácil es utilizar un comparador de precios tipo Rastreator o iAhorro. Introducimos nuestros datos y los de nuestro vehículo y estudiamos las ofertas de las distintas compañías. Si tenemos un todo riesgo y no nos atrevemos a cambiar a un seguro a terceros, los todo riesgo con franquicia tienen muy buenos precios. No te quedes con el precio que te da el comparador, llama a la aseguradora y negocia algún ajuste.

2º. Revisa el seguro de tu hogar. El procedimiento es el mismo que en el punto anterior. Aquí ocurre además que mucha gente contrata el seguro del hogar que le obliga a tener el banco que le concedió la hipoteca y no se para a hacer números para comprobar si le merece la pena pagar un poco más de hipoteca teniendo un seguro del hogar más económico con otra compañía. En la mayoría de los casos, compensa el cambio.

3º. Revisa la factura de telefonía. Tal vez no necesitas ni llamadas ilimitadas ni casi 20gb de internet móvil. Coge las últimas facturas y comprueba cuántos minutos hablas al mes y cuantos datos móviles consumes. Seguro que encuentra una tarifa más barata que se adapta a tus necesidades. En el caso del teléfono fijo… ¿Aún existen? Casi nadie lo utiliza hoy día. Plantéate jubilarlo.

4º. Revisa tu tarifa de electricidad. La mayoría de las tarifas planas y bonos “con descuento” que comercializan las compañías eléctricas son muy caras, carísimas en realidad. Según la OCU la tarifa PVPC con discriminación horaria es la más económica de todas. Comprueba también si tu potencia contratada es la correcta. La forma de hacerlo es sencilla: ¿te ha saltado la luz en los últimos meses por tener muchas cosas encendidas a la vez? Si la respuesta es no, reduce la potencia contratada.

5º. Calcula tus gastos hormiga. Te hemos hablado en varias ocasiones del terrible impacto negativo que los gastos hormiga tienen sobre el ahorro. Haz una lista de lo que puedes llegar a gastarte en la semana entre cafés, botellas de agua, bollería industrial… Tranquilamente sumas 50 euros al mes. Con la comida ocurre igual, si en el descanso del trabajo vas a comer a la cafetería, cambia el chip y llévate un tupper al trabajo.

6º. Analiza tus gastos en supermercado. Comienza por comprobar qué supermercado de tu zona es más barato. Quizás te interesa caminar un poco y hacer la compra en el que está a quince minutos de tu casa porque es bastante más barato que el que habitualmente frecuentas.  Echa también un vistazo a Amazon porque cada vez vende más productos de alimentación a precios muy económicos. Según la OCU, si afinamos comprando en el supermercado más barato podemos llegar a ahorrar más de 800 euros anuales.

Si pones en marcha estos seis consejos, te aseguramos que ahorrarás sin esfuerzo como mínimo 300 euros. Si es la primera vez que haces una revisión de gastos como la que te hemos propuesto el ahorro podría rondar los 1.000 euros anuales.

boton zaplo blog