salud financiera

6 indicadores para medir tu salud financiera

Sabes más que de sobra que es muy importante gozar de una buena salud financiera. Cuando tienes suficiente dinero ahorrado, vives tranquilo. Quedarte en paro, enfermar o enfrentarte a un gasto imprevisto no será tan preocupante si has sido ahorrador durante los últimos años y cuentas con un buen colchón financiero. Pero, ¿cómo saber si lo estás haciendo bien y tu situación financiera es la correcta? Estos seis indicadores te serán de gran ayuda.

Esto es lo que tienes que vigilar para gozar de una buena salud financiera

1º. Gastas menos de lo que ingresas.

El indicador más importante para saber si tus finanzas personales van por el buen camino es este. Tus gastos siempre han de ser inferiores a tus ingresos, ya que esto te permitirá ahorrar. La situación contraria te obligaría a endeudarte para hacer frente a los gastos del día y es insostenible a largo plazo.

2º. Tienes un fondo de emergencia consistente.

Un fondo de emergencia es un colchón financiero para hacer frente a gastos imprevistos. Si tus ingresos son superiores a tus gastos y cada mes ahorras un poco, deberías tener uno. Lo ideal es que este colchón te permita afrontar, como mínimo, seis meses de gastos. Por ejemplo, si tu gasto mensual es de 700 euros, tu fondo de emergencia debería ser, al menos, de 4.200 euros.

3º. No tienes problemas para pagar facturas y gastos fijos.

Tus finanzas son saludables si puedes hacer frente a todas tus facturas y gastos fijos en tiempo y forma, sin el más mínimo problema: hipoteca, electricidad, internet, impuestos… Si por el contrario te ves obligado a priorizar el pago de unas frente a otras, entonces tu salud financiera tiene goteras.

4º. Tus deudas son sostenibles y no presentas impagos.

Ya sabes que las deudas no son las mejores compañeras de una economía doméstica. Sin embargo, a veces son necesarias para hacer frente a determinadas compras que, por su elevado importe, no podrían afrontarse con ahorros. Por ejemplo, la compra de una vivienda o de un automóvil.

Tu salud financiera será buena si el volumen de tus deudas no es excesivo. Muchos expertos recomiendan que esta no supere el 30% de los ingresos. Contar con un buen historial crediticio, libre de impagos, es una buena señal de que tienes a tus deudas bajo control.

5º. No necesitas usar la tarjeta de crédito.

La no utilización de la tarjeta de crédito es una señal de que tu economía está saneada. A muchas personas no les queda más remedio que pagar a plazos y en modo revolving compras a las que deberían hacer frente al contado. Si financias con tarjeta la compra de material escolar, la reparación del coche o la adquisición de un nuevo frigorífico, es porque la salud de tu economía no es la mejor posible.

6º. Tienes contratados seguros no obligatorios.

Por último, otro buen indicador de que gozas de buena salud financiera es que puedes permitirte contratar determinados seguros no obligatorios con los que cubrir eventuales emergencias. Por ejemplo, un seguro de hogar, un seguro médico o un seguro de vida. Cuando las finanzas no van viento en popa, estos gastos son prescindibles.

boton zaplo blog