ahorrar gasolina

5 mitos para ahorrar gasolina que NO funcionan

Seguro que no descubrimos nada si decimos que tener un coche en propiedad es bastante caro. Entre seguro, impuestos, neumáticos, revisiones, averías… se va un buen pico de dinero cada mes. Más de lo que nos gustaría, sin duda. Seguro que te has planteado que ahorrar gasolina es la única solución, ¿verdad?

Es normal que todo dueño de vehículo intente ahorrar el máximo de dinero con él. ¿Y cuál es una de las fórmulas más utilizadas y efectivas para conseguirlo? Ahorrar en el gasto de combustible.

Por desgracia, no todo vale para ahorrar gasolina con nuestro coche. Hay trucos que funcionan y otros que no. ¿Te gustaría saber cuáles? En Zaplo vamos a jugar a “cazadores de mitos” y te explicaremos qué consejos no sirven para ahorrar gasolina.

Formas erróneas de ahorrar gasolina en tu coche

Cinco mitos para ahorrar gasolina que NO funcionan

Cinco mitos para ahorrar gasolina que NO funcionan

  1. Repostar solo en gasolineras de marcas conocidas.

Muchos conductores creen que si repostan combustible en gasolineras de renombre, como Shell, Cepsa, Repsol o BP, por citar algunas de las más conocidas, ahorrarán a largo plazo porque es combustible de mayor calidad. No es cierto.

Las diferencias (mínimas) de calidad entre el combustible de estas gasolineras y el de otras que podríamos considerar low cost no se traducen en un menor consumo. Está demostrado que la gasolina cara no dura más en las venas de tu vehículo que otra más económica.

  1. Los coches pequeños gastan menos.

Otro mito bastante extendido es el de asociar el tamaño de un vehículo con su consumo. ¿Consumen menos combustible los coches que son más pequeños? Pues no necesariamente.

El consumo de un coche no está relacionado con su tamaño, sino con otros factores, como su potencia, la forma de conducción o el tipo de motor. La prueba es que un pequeño deportivo biplaza de 200 CV consume mucho más que un familiar de 7 plazas pero solo 110 CV.

  1. Los coches viejos gastan mucho más.

Si tu coche tiene más de nueve años o ha sobrepasado los 150.000 kms, se le considera viejo. Pero ¿significa esto que tu vehículo gastará más combustible que el último modelo que acaba de salir del concesionario? Tampoco tiene por qué.

El paso de los años no repercute en un mayor consumo de gasolina en un coche si el uso que se ha hecho de él ha sido el correcto, se han pasado las revisiones en plazo o se ha cuidado su mecánica.

  1. Precalentar el coche antes de iniciar la marcha, el viejo truco para ahorrar gasolina.

Hace años tenía todo el sentido del mundo, pero hoy no. Con los vehículos antiguos se recomendaba esperar unos segundos tras arrancar el motor antes de empezar a circular, pero con los coches actuales o comprados una década atrás, no es necesario.

Las mecánicas de hoy permiten que el vehículo pueda circular justo un segundo después de haber arrancado el motor, y esto no significa que vaya a consumir más combustible por “estar frío”.

  1. Apagar el motor en los semáforos.

Los sistemas start and stop que incorporan muchos modelos de coches nuevos permiten ahorrar gasolina en paradas breves, como un semáforo o un pequeño atasco. Son una auténtica revolución.

Pero si tu vehículo no incorpora esta tecnología, no ahorrarás nada apagando su motor cada vez que pares en un semáforo en rojo, sino más bien todo lo contrario. Se estima que el coche puede llegar a gastar hasta un 10% más de combustible por culpa de estas paradas intermitentes.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog