conciliar vida familiar y laboral

13 consejos para que puedas conciliar vida familiar y laboral

No es ningún secreto que tal y como está la situación laboral actualmente, son muchas las personas que trabajan más horas de las que deberían, se «pluriemplean» o se llevan trabajo a casa. Esto, aunque a la hora de cobrar genere un gran alivio a los trabajadores, durante el resto del mes supone un gran estrés que, irremediablemente, acaba afectando a la hora de conciliar  tu vida familiar y laboral.

Pero este estrés se ve aumentado cuando, además de tener un trabajo que nos lleva mucho tiempo, tenemos hijos o una familia con la que nos gustaría pasar más tiempo, ¿verdad? Por no hablar de cuando llega el temido septiembre, los más pequeños de la casa vuelven a la rutina y el tiempo para hacer planes en familia se reduce hasta ser casi inexistente.

Esto es, cuando menos, frustrante y desmotivador. Pero no te preocupes, ¡te traemos la solución! ¿Quieres saber cómo conciliar vida familiar y laboral? ¡Sigue estos 13 consejos!

13 consejos para que aprendas a conciliar vida familiar y laboral

1º. Intenta modificar tu jornada laboral, primero consejo para conciliar vida familiar y laboral

¿Trabajas durante toda la tarde y cuando llegas exhausto y con ganas de ver a tus hijos, ellos ya están durmiendo para ir al cole al día siguiente? En ese caso, lo mejor será solicitar un cambio de turno de tu jornada laboral. Quién sabe, tal vez haya alguien que esté en la situación contraria y también salga ganando con este cambio. Sí, ya sabemos que esto no siempre es posible, pero oye, ¡por intentarlo no pierdes nada!

2º. Cuadra los horarios.

Es altamente recomendable que los niños vayan a actividades extraescolares. Fútbol, baile, pintura, teatro, guitarra… lo que sea. Les ayuda a explotar su ambición y su creatividad. Por eso, es importante no privarles de estos momentos. Eso sí, puedes intentar cuadrarlas para que todos vayan a las mismas horas o los mismos días y así coincidir los ratos libres en casa. Si quieres conciliar la vida familiar y laboral, esto te ayudará mucho.

3º. Aprovecha los pequeños ratos.

A veces nos quejamos de que no tenemos tiempo, pero desaprovechamos los pequeños ratos, que en realidad es lo único que tenemos. Si solo coincides con tus hijos de camino al cole, a las actividades extraescolares, comiendo, etc., ¿por qué no aprovechas ese ratito para hablar con ellos? Pregúntales qué tal el día, qué tal con sus compañeros de clase, qué planes les apetece hacer el fin de semana… El tiempo es oro, ¡aprovéchalo!

4º. Prioriza para poder conciliar vida familiar y laboral

¿Alguna vez has tenido tantas cosas que hacer, que al final no has hecho nada? A veces, el estrés, el agobio o la falta de tiempo nos afectan tanto que no rendimos, lo que nos estresa aún más. Sé realista, no intentes hacer más cosas de las que puedes hacer en un día, o no conseguirás conciliar entre lo familiar y lo laboral. Prioriza, lo que no te dé tiempo a hacer hoy, ya lo harás mañana. El día solo tiene 24 horas y a veces no da tiempo a todo. ¡No te preocupes, es normal!

5º. Pide ayuda.

Otras veces nos empeñamos demasiado en hacer todo por nosotros mismos y renunciamos a pedir ayuda. Eso no dice de nosotros que somos débiles, sino que somos humanos. No te exijas más de lo que puedes dar, si no tienes tiempo, ¡pide ayuda! Tanto tú como tu familia lo agradeceréis.

6º. Haz una lista de actividades.

Intenta tener, al menos, una actividad rutinaria en familia. Es un truco muy sencillo que te ayudará a conciliar tu vida familiar y laboral. Propón a tus seres queridos hacer algo juntos todas las semanas e intenta que no se vea como una obligación, sino como un rato de desconexión que todos esperáis con ansia. ¡Haz que estos momentos en familia formen parte del día a día!

7º. Haz de las obligaciones momentos de los que disfrutar.

A veces, parece que no tenemos tiempo para nuestros hijos. Pero, si te fijas, todos los días les ayudas a hacer los deberes, a bañarse, a arreglar su habitación… ¿Acaso ese tiempo no cuenta? ¿Quién dijo que esas obligaciones tenían que ser una tarea aburrida? Intenta que sea dinámico y divertido, que estos ratos en familia sean un tiempo que pasar con alegría y no una obligación. ¡Cada rato cuenta!

8º. Separa lo personal de lo profesional, la mejor forma de conciliar vida familiar y laboral

Hay días que llegamos tan frustrados y cansados del trabajo, que lo arrastramos a nuestra vida personal y… ¿te gustaría que el trabajo arruinara tus únicos momentos al día con tu familia? Trata de dejar lo del trabajo en el trabajo, no te lo lleves a casa. De lo contrario, no podrás disfrutar de tus ratos libres ni fuera de tu jornada laboral y te será imposible conciliar vida familiar y laboral.

9º. Tómate las cosas con más calma para poder conciliar vida familiar y laboral.

Si te tomas las cosas demasiado en serio y algo sale mal, te sentirás desmotivado y desganado. Esto, irremediablemente, afectará a tu relación e interacción con tu familia. Sé más positivo, no te tomes todo tan en serio, ¡nada es el fin del mundo!

10º. Reparte las tareas domésticas.

Otra cosa que lleva mucho tiempo, además del trabajo o la familia, es la casa. Reparte estas tareas para que todos terminéis a la vez y tengáis un rato libre del que poder disfrutar en familia.

11º. Aprende a decir que no para poder conciliar vida familiar y laboral.

Asume que hay veces que no podemos hacer todo o que tenemos cosas más importantes que hacer. Si dices a todo que sí y siempre tienes tiempo para todo, al final no tendrás tiempo para ti y para tu familia.

12º. Divide el trabajo con otros padres para que todos podáis conciliar vida familiar y laboral.

Queda con otros padres para repartiros el trabajo. Por ejemplo, uno los lleva al colegio y otro les recoge. Así, ganarás tiempo para hacer otras cosas y tener más tiempo libre cuando tus hijos lleguen a casa.

13º. Planea los fines de semana.

Si pasas la semana entera trabajando y agobiado, pero llega el fin de semana y no has planeado nada, seguramente lo acabes pasando encerrado en casa. Planea estos días en familia con antelación. ¡Solo así conseguirás un buen chute de energía y motivación para afrontar la semana siguiente con ganas!

¿Lo ves? En realidad, no es tan difícil. Sigue estos consejos y pasarás más tiempo en familia y conciliar vida familiar y laboral, menos estresado y más feliz. ¡Ánimo, hay tiempo para todo!

 

boton zaplo blog