10.000 euros

Tengo 10.000 euros, ¿dónde los invierto?

Si tienes 10.000 euros ahorrados en el banco, quieres invertirlos y no tienes ni la más mínima idea de por dónde empezar, estás de enhorabuena. Este es el lugar perfecto para aprender a dar tus primeros pasos en el siempre complejo mundo de la inversión.

Aunque la cifra de 10.000 euros no te parezca demasiado grande, es más que suficiente para empezar. Son varias las opciones de inversión que te permitirán obtener una rentabilidad por tus ahorros. ¿Qué tal si las descubrimos?

Esto es lo que puedes hacer con tus 10.000 euros

Cuentas remuneradas

Son las típicas cuentas bancarias que te ofrecen una pequeña rentabilidad a cambio de tener tu dinero “bloqueado” en ellas. Si valoras ante todo la liquidez y la seguridad, y además tienes pensado rescatar el dinero a corto plazo, las cuentas remuneradas son una alternativa interesante con la que podrás conseguir una rentabilidad de hasta el 5% anual el primer año.

A cambio de esa rentabilidad quizás te pidan que domicilies la nómina y algunos recibos o que contrates y utilices hasta un determinado importe alguna tarjeta de crédito. Los requisitos no suelen ser excesivos. Una de la más interesantes en la actualidad es esta de Bankinter.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son otra opción de bajo riesgo para tu inversión. En función de tu aversión al riesgo podrás invertir en un fondo más conservador o más arriesgado. Lógicamente, la rentabilidad que puedes obtener será mayor cuanto mayor sea el riesgo que estés dispuesto a asumir.

En general suele diferenciarse entre fondos de renta fija (poco riesgo y poca rentabilidad), de renta variable (mayor riesgo y mayor rentabilidad) y de renta mixta (riesgo y rentabilidad proporcional). También existen fondos garantizados, de acumulación, ETFS…  Vamos, que tienes un enorme abanico de posibilidades entre las que elegir.

Deuda pública

Para los inversores más conservadores la deuda pública es una alternativa de inversión muy segura. Básicamente hay tres tipos: letras del tesoro, bonos del estado y obligaciones del estado. La mayor diferencia entre estos activos reside en la cantidad de dinero a invertir y en el plazo de devolución.

El gran inconveniente de invertir en el Tesoro Público es que la rentabilidad es muy pero que muy pequeña. Probablemente incluso por debajo de la tasa de inflación. Como consecuencia, perderás poder adquisitivo porque tu dinero valdrá menos cada año.

Planes de pensiones

Los planes de pensiones son un vehículo de inversión pensado para el largo plazo. Su fiscalidad es muy ventajosa y puedes desgravar hasta 8.000 euros cada año, lo que funciona como imán para muchos inversores. Sus principales inconvenientes son su limitada liquidez (es muy difícil recuperar el dinero antes de la jubilación) y que la tributación en el momento del rescate puede darte un susto de muerte.

Bolsa

Comprar acciones en bolsa es la última de las inversiones que te recomendamos para tus 10.000 euros. Esta cantidad es más que suficiente para dar tus primeros pasos en el mundo bursátil, diversificar correctamente tu cartera y poner tu dinero a trabajar para ti.

Puedes invertir en la bolsa española o en cualquier otro índice bursátil del mundo. El consejo que te damos es que lo hagas pensado siempre en el largo plazo. Y si crees que no tienes los conocimientos adecuados para hacerlo por ti mismo, busca la ayuda de algún asesor profesional que te acompañe en el camino.

boton zaplo blog